sábado, 2 de enero de 2010

Juan del Enzina

Juan del Encina (Encina de San Silvestre, Salamanca 1468- León 1529) fue un poeta, músico y autor teatral español de la época de los Reyes Católicos. Hijo de un zapatero, su verdadero nombre era Juan de Fermoselle.


Perteneció, junto con Juan de Anchieta entre otros, a la primera época de la llamada escuela polifónica castellana, una de las más importantes de España, y que mejor representa la evolución polifónica en este país, siendo considerado uno de los patriarcas del teatro español. Alcanzó gran altura en sus glosas y villancicos.






Realizó además varias obras de poesía en Asturleonés (concretamente en dialecto sayagués) como las "Coplas de Mingo Revulgo" o "El Auto del repelón", según el especialista Humberto López-Morales en su estudio "Elementos leoneses en la lengua del teatro pastoril de los siglos XV y XVI" que puede consultarse en el Centro Virtual Cervantes.





Su lugar de nacimiento no está claro. Algunos autores lo sitúan en Salamanca y otros en alguno de los municipios de esta provincia que llevan la palabra Encina en el nombre como Encina de San Silvestre o La Encina.

Estudió en Salamanca, con Nebrija. En 1492 entró al servicio del segundo Duque de Alba en cuya corte se encargaría de organizar festejos y escribir comedias y música. En la noche de Navidad de 1492, se representó por primera vez una de sus églogas, en el castillo de Alba de Tormes.





Protegido de don Gutierre, hermano del segundo duque, don Fadrique, vivió en la villa ducal. Al no conseguir su puesto de cantor en Salamanca, se marchó a Roma, donde sí fue nombrado como tal por el Papa León X. Estuvo viajando de Roma a España varias veces entre 1510 y 1519, hasta quedarse finalmente en León para desempeñar el priorato de la catedral.


En 1519 partió de peregrino hacia Jerusalén donde cantó su primera misa.


En 1534 sus restos son trasladados a la catedral de Salamanca, donde aún hoy sigue enterrado.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por recordar un autor tan relacionado con mi tierra leonesa, y por traernos una música tan maravillosa como desconocida como es la del renacimiento.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este post. La música del Renacimiento es una de mis debilidades.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar